Blog-Buentrabajo

Sin categoría

Es suficiente lo que recibes por tu trabajo?

Compártelo en:

Quedarse en un puesto laboral eternamente es un temor para los trabajadores, ya que supone el estancamiento en una vida que debe estar en constante avance como lo exige la actualidad.

Hoy en día los trabajadores deben tener claro en su mente cómo están siendo recompensados por su trabajo para ver hasta que punto sigue siendo positivo y rentable mantenerse en esa línea laboral o si ya es hora de cambiar de enfoque.

Muchas de las personas trabajan por dinero, pero ¿el dinero que reciben es suficiente para aguantar la pérdida de otros factores como las ganas, la pasión o incluso su salud mental?

Normalmente el trabajador se siente a gusto con su posición cuando el salario que percibe le sirve para mantener el estilo de vida al que está acostumbrado. Obviamente entre mayor el salario, el trabajador tendrá un mejor estilo de vida y se sentirá más a gusto, pero es aquí necesario hacer un paralelo sobre que está entregando el trabajador a cambio de ese salario y donde está dispuesto a dibujar la raya del límite por lo que actualmente percibe.

Noches de sueño, preocupaciones constantes, stress por cumplir metas, ambientes laborales densos o rabietas son cosas que afectan nuestra salud y que estamos entregando en el día a día de nuestro trabajo.

Muchos trabajos consumen la vida completamente de las personas, y aunque su remuneración es muy alta, el trabajador no busca un número grande en una cuenta bancaria sino poder transformar ese número en bienestar o en mejores condiciones de vida, las cuales no pueden ser aprovechadas porque se encuentra ocupado trabajando.

También en esta categoría se deben colocar los ambientes tóxicos laborales. Existen oficinas en las cuales no hay una buena comunicación o incluso no se es sincero sobre las condiciones, metas, y proyectos, por lo cual los trabajadores no saben que están haciendo y no se sienten parte de algo más grande desligándose de los objetivos de la compañía y solo haciendo lo que deben por recibir un salario.

En la misma línea, una labor mecánica la cual no tiene la más mínima posibilidad de ascenso lleva a los trabajadores a perder la motivación y la pasión por lo que hace. Programas de incentivos tampoco son efectivos para esta situación, pues aunque pueden verse resultados al inicio, solo están colocando una medida oficial para el estándar de lo que se espera pero no están motivando a los empleados.

Sólo cuando el trabajador se siente realmente motivado, retado y con expectativas sobre el futuro es cuando probablemente preferirá quedarse en su línea de empleo actual y generará una fidelidad hacia la compañía a pesar que las otras opciones ofrezcan incrementos financieros.

A los trabajadores se les debe fidelizar en dos aspectos, el primero es el financiero y el segundo es el emocional. Los beneficios que los trabajadores buscan en su sentido emocional abarcan un sinnúmero de factores únicos a cada empleado pero entre los más comunes encontramos es la valoración del potencial talento, así como el crecimiento profesional y personal, los cuales son factores de peso a la hora de calcular sobre los beneficios recibidos por nuestro trabajo.

Incluso existen beneficios que toman lo mejor de los dos mundos, que suman a la hora de hacer la lista de plus y contras entre el actual trabajo y un nuevo empleo. Elementos como bonos por desempeño, tutoría, patrocinios, ascensos o desarrollo y aprendizaje a nivel profesional aunque mpinimos pueden ser la diferencia entre un sí y un no al cambio de trabajo.

Es solo cuando se ve una mejora en los dos frentes que el trabajador se plantea seriamente la idea de abandonar su cargo actual en busca de un nuevo horizonte.

A pesar de todo esto el trabajador es quien debe decidir si su trabajo es el adecuado o es hora de batir las alas y buscar nuevos vientos, para ello debe tener muy claro cual es su meta, cuanto define como suficiente y cuanto es lo mínimo que está dispuesto a aceptar.

Menú