Blog-Buentrabajo

empleos, computador, mano, reloj, hombre
Sin categoría

El monje shaolín laboral: mantener la calma en una entrevista de trabajo

Compártelo en:

 

Uno de los factores que más pueden restarle puntos a una persona en el momento de su entrevista laboral es el nerviosismo notorio que pueden presentar el aspirante ante su nuevo empleador. Aunque este pueda parecer amenazante o intimidador, mantener la calma, cual monje shaolin, es una de las claves para el éxito en esta fase de la selección laboral.

Para las personas que son de naturaleza tímida o introvertida una capacitación previa puede ser la opción más útil para evitar ruborizaciones o sudoración ante situaciones para las cuales no están preparados. Practicar ante el espejo preguntas comunes tales como ¿Cuales son sus fortalezas y debilidad?, ¿En que puede desempeñarse mejor?, ¿Como calificaría su trabajo? o ¿Como se ve en 5 años?, debería ser un ejercicio común al punto que la persona pueda manejar fácilmente la situación y encontrarse en un estado de calma zen a la hora de responder ante quien le hace la entrevista.

Al practicar estas simples preguntas el aspirante al puesto puede darse el lujo de crear una respuesta bien argumentada y adquirirá fluidez lo cual le ayudará a vencer su timidez. Además, la mejor aproximación que puede hacer a este proceso es encararlo como si ya hubiese conseguido el puesto y hable sobre como se desempeñaría una vez iniciado.

Aún así, hay otras respuestas que el prospecto de empleado debe tener claras, tales como la aspiración salarial, pues esto determina en cuanto personalmente valora su trabajo. Dudar en puntos como ese puede llegar a generar una mala impresión o por lo menos dar una desventaja táctica a la hora de negociar una remuneración económica.

También, el entrevistado debe practicar su respiración, este es uno de los puntos clave a tener en cuenta porque influye directamente en el semblante que se está reflejando en la entrevista. La persona debe tomar respiros largos y profundos para ir exhalando lentamente, además es recomendable que tomen un largo respiro antes de entrar a la entrevista para ayudar a aclarar su mente.

Otra recomendación es tener la certeza y seguridad de que todo lo incluido en su hoja de vida es cierto. La veracidad de la información le brindará seguridad al contestar sobre cualquier inquietud que tuviese el posible empleador al respecto y cabe mencionar que cualquier irregularidad entre lo que dice y lo que asegura la hoja de vida es su fin en el proceso de selección.

Por último si los nervios terminan por vencerlo, debe evitar realizar movimientos distractores para liberar tensión. Jugar con las manos o cruzar de piernas es un signo notorio de estar nervioso pero cosas como encoger los dedos de los pies no se pueden notar y pueden ayudar a liberar esa presión.

Menú