Blog-Buentrabajo

personalidades, hombre, grito, amenaza, problema
Empleadores

3 tipos de personalidades que no debes contratar

Compártelo en:

Ten en cuenta este tipo de personalidades que no le vienen bien al equipo de trabajo.

Sin el ánimo de herir susceptibilidades y con la más sincera honestidad, el día de hoy queremos enfocarnos en aquellas personalidades que no aportan como candidatos a la empresa, sin importar cuanta experiencia tengan.

Esta además de ser una razón primordial, es un argumento valido que puede hacer las veces de filtro, abriendo la vacante a un colaborador que ofrezca todo su potencial al empleo que está aplicando, con una personalidad que se ajuste a un conjunto.

Comprendido lo anterior, solo resta nombrar tres personalidades que no puedes admitir en tu empresa.

1. Los narcisistas

Uno de los tipos de personalidad más peligrosos que pueden estar en un lugar de trabajo, son los narcisistas. Fácilmente identificables por ser carismáticos e irradiar confianza en si mismo, los narcisistas, no son un buen complemento para el grupo.

La razón se debe a que suelen ser irresponsables, no les gusta aprender de sus errores ni mucho menos afrontar las consecuencias de sus actos.

Para identificarlos es necesario prestar atención en el lenguaje corporal en la entrevista, enfocándose en opiniones como el trabajo en equipo.

2. Los holgazanes

Manteniendo un comportamiento más pasivo que el narcisista, esta clase de personalidades será un golpe emocional que afectará todo el grupo, disminuyendo su autoestima y afectando la productividad.

Los holgazanes resultan siendo una carga para todo el grupo, ya que su personalidad dañina y pasiva, no contribuye para nada en las relaciones del grupo, teniendo que ser arrastrado por otra persona que asumirá tristemente sus obligaciones junto con las personales.

Es importante identificar que candidato puede tener estas características desde la misma entrevista, un ejercicio simple puede ser llevar al candidato a otro lugar de la empresa y ver como se desenvuelve, prestando atención a sus movimientos.

3 Los excesivamente emocionales

Además de mostrar una marcada tendencia a verse afectado en extremo por todo lo que sucede a su alrededor, esta clase de personalidad demuestra picos de violencia manifestado en una constante indisposición y golpes constantes a las puertas y escritorios, mientras se resisten a las reglas.

Los emocionales en extremo, también demuestran una negatividad explosiva que tarde o temprano será contagiosa y afectará al equipo.

Si quiere identificarlo, le sugerimos que en la entrevista le pregunte acerca las cosas que no le gustaban de su anterior trabajo o sus jefes, con un poco de presión pidiendo dos ejemplos podrás saber si cumple con las señales.

Menú