Blog-Buentrabajo

buentrabajo.com

Un espacio de trabajo saludable es fundamental para garantizar la eficiencia

Compártelo en:

La intervención ergonómica proactiva reduce el dolor relacionado con posturas inadecuadas de trabajo en los empleados de oficina y mejoran su productividad

Han cambiado los hábitos de los trabajadores debido a los avances tecnológicos y la inestabilidad laboral, familiar y social causada por el Covid-19, pero lo que no puede dejar de ser importante es que los espacios de trabajo estén igualmente diseñados para producir un estado mental de tranquilidad que aporte a la productividad, sin importar si se realiza de forma presencial o virtual, en casa u oficina.

Los que ya han experimentado el teletrabajo, darán constancia que a veces se exceden los horarios laborales y no siempre es la culpa del empleador, también influye el no saber organizar los tiempos. En cualquier caso, la ergonomía considerada el estudio de las condiciones de adaptación de un lugar y/o elementos de trabajo a las características físicas de las personas, cobra valor porque su correcta aplicación garantiza una mejor calidad de vida y, por consiguiente, un desempeño superior.

Según el más reciente informe del IMF Business School, titulado: ‘La ergonomía y su influencia en la calidad del trabajo’:

  • Los trabajadores son 25% más productivos si en los espacios se usa apropiadamente la ergonomía. Por el contrario, si los empleados presentan dolores de espalda, por ejemplo, el absentismo se elevará. 
  • El 55% de las personas que trabajan en condiciones deficientes presentan problemas posturales. 
  • El ausentismo por motivos de salud causados por falta de atención a la ergonomía llega al 7%.

El secreto está en crear lugares más ergonómicos, los siguientes son cinco (5) consejos de la empresa de empresa de electrónica Logitech:

  1. Siéntate derecho, relaja los hombros y ajusta la altura de la silla, consiguiendo que tus rodillas formen un ángulo recto y los pies descansen completamente en el suelo.
  2. Con la espalda completamente apoyada, procede a acomodar la pantalla a la distancia apropiada. Para ello, estira el brazo hacia el frente con el puño cerrado. Esta será la longitud conveniente para acomodar el monitor.
  3. El mouse y el teclado deben estar ubicados a una distancia que no requiera esfuerzos adicionales para acceder a ellos. El teclado, en particular, debe estar frente a tu cuerpo en línea recta imaginaria con la letra H.
  4. Se recomienda que cambies de posición varias veces al día y tomar recesos cortos para levantarte de la silla, moverte, estirarte y caminar.
  5. Establece horarios laborales y descansa al finalizar el día. Estar conectado al trabajo por la noche y los fines de semana puede tener efectos sobre la salud psicológica e incluso provocar fatiga laboral.

En época de coronavirus, donde el trabajo en casa pasó de ser esporádico a habitual, una de las principales falencias para tener una rutina laboral saludable está en la comodidad. Según la compañía Fellowes, especialistas en ergonomía, el 53% de los trabajadores no tienen un espacio adecuado para realizar sus tareas diarias y, por consiguiente, desarrollan dolencias y malestares. Por razones como estás, seguir los anteriores consejos ayudará a mejorar la salud en el trabajo.


Menú