Blog-Buentrabajo

buentrabajo.com

Gamificación se abre paso en los procesos de selección laboral

Compártelo en:

Las empresas están adoptando diferentes mecanismos que aplican en gran parte la tecnología, en necesidades como es agilizar los procesos de reclutamiento. En este sentido, la gamificación se incorpora para que la experiencia de los candidatos sea más llevadera.

La gran cantidad de hojas de vida que les llega al personal de Recursos Humanos de las compañías, especialmente cuando se trata de las posiciones más demandadas, es abismante. Por esta razón, es que cada vez es más común escuchar de plataformas de selección automatizadas o que aplican Inteligencia Artificial (IA). 

Encontrar el candidato ideal puede ser más divertido

Reclutar personal puede ser un proceso tedioso, sobre todo si no se tienen las herramientas necesarias. Por otra parte, está el reto de que los postulantes hagan parte de un proceso de selección sencillo y hasta que les genere diversión. 

Así aparece la gamificación en los procesos de selección laboral, aplicando técnicas y conceptos de la teoría de juegos virtuales. “A través de una experiencia lúdica, se garantizan resultados más efectivos, donde el candidato, inmerso en el desafío y abstraído de cualquier instancia evaluativa, toma decisiones y reacciona de forma natural e inconsciente, desde un entorno muy real y auténtico”, expresó Pablo Putrueli, CTO & Partner Global de Nawaiam, experiencia lúdica que busca detectar comportamientos naturales de usuarios para obtener un perfil de conductas, teniendo en cuenta las siguientes premisas:

  • Se trata de una tendencia que pisa cada vez más fuerte, debido a que mediante el juego, se pueden valorar habilidades como madurez, capacidad de escucha, estrategia, empatía y organización, entre otras, claves en el quehacer laboral.
  • La experiencia debe ser lo más natural y relajada posible. Estamos acostumbrados a jugar por una entrada, por un premio económico o por ser los primeros en tener aquel producto recién lanzado al mercado. La idea es basarse en ese hábito ya construido y naturalizado por muchos, para aplicarlo y ayudar a evolucionar el área de RRHH.
  • No se trata de hablar de un juego o un test disruptivo, consiste en desafiar modelos y afianzar conceptos. Valorar a las personas desde la misma línea de largada, en caminos que por mucho tiempo fueron estresantes y tortuosos.

Entre los beneficios de la gamificación aplicada a los Recursos Humanos, podemos destacar los siguientes, los cuales van más allá del reclutamiento del personal.

  • Fidelización: se fortalece el grado de vinculación con la compañía considerablemente. 
  • Motivación: romper las rutinas habituales tiene un efecto muy positivo en la motivación de la plantilla de colaboradores. 
  • Retiene conocimientos: “Si la lección es divertida, nunca se olvida”, una frase que encaja a la perfección con el espíritu de la gamificación en las empresas.
  • Reduce el abandono de los cursos: la gamificación puede mejorar el seguimiento de los planes formativos.
  • Fomenta la sana competitividad: dependiendo de los objetivos que se persigan con los juegos, estos pueden dar lugar a una fuerte interacción entre los compañeros. 

Entre las bondades de la gamificación, podemos concluir que a través del juego se revela lo más auténtico y natural de las personas. Es por esto que este modelo ha venido para quedarse, aunque seguirá evolucionando y se expandirá cada vez más. Cabe recordar que este tipo de herramientas arroja una gran cantidad de información que aún no se analiza, por lo que hay mucho más que explorar.

Menú